CANTAR POR LA VIDA... NO IMPORTA SI ES POR TRISTEZAS Ó ALEGRÍAS



"Estos Cantos se harán en versos o en prosas; lo que importa de ellos es la forma de mover los sentimientos. Si éstos son de alegría: ¡Que Viva la Vida!... Y si son de tristezas ¿qué le vamos hacer? pero... ¡Que siga Viviendo la Vida!"

domingo, 22 de septiembre de 2013

…DE TI, OH, PABLO,

…de ti, Neruda, hemos  heredado el silencio
De esos miles de gritos que se ocultan en tus cordilleras
Y vibran como las olas de es imponente océano
Que dejó de ser pacífico cuando conocieron el odio,
El dolor  y la mentira traída y sembrada
Desde esas  lejanas tierras cultivadas para el oro
Y adornadas con la sangre y la piel de nuestros ancestros.

…de ti, Neftalí, se nos  llenaron los sentidos de tus versos
Y nuestros labios dejaron escapar hacia el cielo mil suspiros
Cual aves que se alzan en singular y solitario vuelo
Para ir sembrando en tu tierra otras residencias
Otros cantos de amor para disipar el desconsuelo
Creado por el cabalgar y el gruñir de cerdos y perros.

…de ti, Pablo, recogemos  unas gigantes banderas
Que ondean en sus astas desde aquella isla vestida de luto
Y se van esparciendo por todo este continente,
Que aún bajo el yugo, se muestra imponente
Frente al continuo acecho de míseras fieras
Que siguen rondando su pecho de ferviente gacela.


…de ti, gran Poeta, se derramó la lluvia y el polen
Y crecieron frondosos árboles  para dar primaveras
Donde sólo dejaron extensos veranos las manos salvajes
Que trajeron la Biblia,  mas  no la nobleza de ese ser sagrado,
Infinito y bueno, Señor de señores, mentor de los sueños
Y del canto sublime del ave y del hombre… soñado.


…de ti, humilde bardo, nos queda la vida y la lucha
Hechas un solo poema, de  verde-esmeralda, de sol y de luna
De oculta linterna que brilla en el fondo de nuestra mirada
Y entrega destellos de un sentir profundo, pero ya sin odio…
¡No tienen la culpa los que han heredado la cobarde envidia
De aquellos hidalgos  que nunca supieron amarse así mismo!




Autor: Dalit Rafael Escorcia Marchena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario