CANTAR POR LA VIDA... NO IMPORTA SI ES POR TRISTEZAS Ó ALEGRÍAS



"Estos Cantos se harán en versos o en prosas; lo que importa de ellos es la forma de mover los sentimientos. Si éstos son de alegría: ¡Que Viva la Vida!... Y si son de tristezas ¿qué le vamos hacer? pero... ¡Que siga Viviendo la Vida!"

martes, 28 de febrero de 2017

"LA MÚSICA Y TODOS SUS RUMORES."

I
La música, es aliento de Dios que nos llega de los cielos…
ese sonido de amor que nos hace diferente
es la única impronta que nos dejará marcados
bajo el velo sagrado de todos los dioses de la tierra…
es el fuego silencioso que nos enciende cada noche
y se extingue cada mañana con la humedad de los montes.

II
La música, es el eterno regalo de los vientos…
el inmenso pasatiempo de las aves cuando vuelan
y el único camino expedito de todo pensamiento
en la búsqueda terrenal de las ideas supremas…
que bajan para iluminar todos los silencios, se hacen huellas,
y se quedan escondidas debajo de cada una de las estrellas.

III
Es la música… ese puente que une al cuerpo con el alma
y teje cada uno de los silencios, con cada sonido que se calla,
ella es vibrar y movimiento entre las ondas del viento…
entre el golpe de las frescas olas en la playa y el rumor de las montañas.
Es esa fuerza que nos hace elevar nuestro cuerpo
hasta tocar palmo a palmo cada corriente de los sueños…

IV
Ahora se escucha el sonido del canto del sinsonte…
vemos caer las notas musicales sobre el agua
las ondas corren hacia las orillas… y callan…
llevan en cada cresta una exclamación de rabia
que imprime al canto un nuevo sortilegio, por ella,
dejando al instrumento la dimensión más exacta.

Autor: Dalit R. Escorcia Marchena.

Enero del 2017