CANTAR POR LA VIDA... NO IMPORTA SI ES POR TRISTEZAS Ó ALEGRÍAS



"Estos Cantos se harán en versos o en prosas; lo que importa de ellos es la forma de mover los sentimientos. Si éstos son de alegría: ¡Que Viva la Vida!... Y si son de tristezas ¿qué le vamos hacer? pero... ¡Que siga Viviendo la Vida!"

viernes, 23 de diciembre de 2011

"SILENCIO AGRESTE V"

V

Se fueron callados los ajados  labios
 Y húmedos los inquietos ojos...
Les tiemblan las manos, y los pies,
Cansados se quejan de seguir andando…

Mas son los gritos que claman justicia
Un eco que se repite en cada rincón de la patria
Un fulgor que atrae los ojos extraños
Mientras los nuestros atónitos  quedan…

Hay llamas que llaman a los que silentes quedan.
Más allá de las fronteras otros pueblos nos miran
Y revuelven sus vísceras ante el dolor que aflora…
Y piden justicia por los muertos de ayer y ahora.

Hay fuego que enciende otra y mil hogueras…
Ojalá  se apiaden de nuestras carnes y banderas
Los dioses malvados que engendran las guerras…
Y ese fuego lo apague una lluvia de versos:

¡Y se alce en el cielo un ramillete de estrellas!

"Este poema lo dedico a todos los desplazados por la guerra en cualquier lugar del mundo."

jueves, 15 de diciembre de 2011

"SILECIO AGRESTE IV..."


...Un suave murmullo de agónicas palabras,

Son versos de sombras dispersas en el alma.

Y mi canto es un dolor profundo, cansado,

Un eco que llega desde lo más lejano...



No sé si es el terco momento del adiós ajado o

Una vana ilusión que se prendió en mis ojos.

Es tarde y la noche, muy pronto nos llega...

Quién abrió sus brazos camino a la tierra.



Es quizás el viento el único sonido, tal vez

La caricia mil veces sincera, tal vez

Una ingrata huella que dejan los duendes

Que hicieron de mí un soñador viajero...



Repican muy solas las tristes campanas

Y el féretro cruza silente la calle...

Un poema es parte de la negra tierra

Ya todos regresan sin saber de dónde...

sábado, 26 de noviembre de 2011

"SILENCIO AGRESTE III"



III
Límpidos ojos de profundos sueños…
¡Oh, corazón repleto de nobleza!
Un manantial de abril con su tristeza
Vaga ansiedad de azul sin dueño.

Amante era de escondida noche
Vino a mí toda llena de vileza…
Se paseo sobre mí como en un coche
Y bebió en mi néctar su grandeza.

Aves  del sol con  plumas negras…
Supe de ti, casi muriendo, bajo tus rayos
Mas la oscuridad borró tus huellas.

Sentí morir desde tu canto…
Canto mi soledad donde me hallo
Mas miro el cielo y busco tu estrella.

sábado, 12 de noviembre de 2011

"SILENCIO AGRESTE II"

II

Un leve transgredir de la naturaleza
Ebrio de amor y de tristeza
Haré de los espejos tus reflejos…
Mas me  tocará  romperlos a lo lejos.

Hacerlos añicos y recoger los pedazos
Una forma de ensamblar tu vitral
De fulgurantes sueños y desvelos
Volver a sentir nuevo lo viejo…

Un ideal del poeta de antaño
Y el mismo del bardo de estos tiempos
Que ansía volar sobre el Parnaso
Descolorido cielo  y  frío infierno…

Leve carcajada del demonio
Frente a dioses suplicantes…
Cae la noche de los siglos
Bajo el efecto de un vino desbordante.

“Este poema corresponde a una segunda parte de una obra titulada "Silencio Agreste". En ella, el poeta expresa una terrible angustia porque su tiempo se acaba y vienen tiempos nuevos, pero inciertos”

jueves, 27 de octubre de 2011

SILENCIO AGRESTE


 …Si me preguntan por el sol en la mañana
Diré que el viento fue persistente por la tarde,
Y lágrimas recogeré de mis ventanas
Cuando parta de aquí, madre infinita…

Mas el dolor irá conmigo ahora
Cual fuente llena de amarguras
Muy lejana quedará hoy su ternura
Cuando mi corazón libertad implore

Ya nada detendrá decisión funesta,
Momento, trágico de profundo silencio…
Se abrirán y se cerrarán mil puertas

Y estando vivo me sentiré bien muerto
En medio del bullicio de la gente…
Mas el silencio, agreste, será cierto.

lunes, 17 de octubre de 2011

¡A LOS INDIGNADOS!

“Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.”
                               Los Heraldos Negros, César Vallejo.

  
 ¿Qué hago con este personaje, que soy yo?
Lo quisiera dominar pero no puedo…
Me hace perder rápidamente los estribos
Me hunde en su levedad y desconsuelo.

Este personaje no es el poeta. A veces
Siento que realmente ese soy yo…
Lo veo, a menudo, perderse en sus locuras
Sufrir por otros como un mártir

Nada lo detiene en sus argucias, lucha
Mas vuelve a caer en sus dolores y torturas,
Abre sus brazos, en señal de regocijo,
Y vuelve a cerrarlos cuando está solo;

Solo… en la soledad de los difuntos,
Quisiera reivindicar luchas que ya son viejas:
Oquedades abiertas por el hambre
Que teje entre la gente mil angustias…

Ahora, emergen tantas voces repitiendo lo mismo,
Es mejor recoger nuevamente las banderas,
Doblarlas y guardarlas lentamente…
Porque siempre, siempre, y en cada siglo

Aparecen ofuscados, tormentosos y altaneros
Los causantes del dolor y la ebriedad,
En sus sueños ostentosos los indignos
Y a quienes quieren doblegarlos con sus gritos…

¡Indignados corren todos por las calles
Llevando entre sus manos las banderas
Y en sus voces las consignas…
Ya se mueren asustados  los indignos!


Barranquilla, 17 de octubre del 2011.

jueves, 13 de octubre de 2011

IN MEMORIA

              A Bertilda  Guerrero.

¡Una mujer se debate
Entre la seda y el lino…
Teje y desteje su destino
Entre crisantemos blancos… 
Va camino al infinito
Y lleva, ella, entre sus manos
Un ramo de rosas rojas
Y un lirio que va llorando!.

¡Teje y desteje su vida…
Sus pliegues van alisando
Y otras  mujeres la miran
Desde el fondo de sus manos
Otras la van admirando!.

¡Desteje entre su piel sus sueños
Sus anhelos van volando…
Hoy estará, ella, en el cielo
Y la otra en Turín modelando
En hermosas pasarelas
Entre vestidos ajados…
Y un ramo de rosas rojas
Entre lirios que van llorando!