CANTAR POR LA VIDA... NO IMPORTA SI ES POR TRISTEZAS Ó ALEGRÍAS



"Estos Cantos se harán en versos o en prosas; lo que importa de ellos es la forma de mover los sentimientos. Si éstos son de alegría: ¡Que Viva la Vida!... Y si son de tristezas ¿qué le vamos hacer? pero... ¡Que siga Viviendo la Vida!"

sábado, 5 de febrero de 2011

CRONOLOGÍA II




...no me alcanzó la suerte
Para tomar tus besos...
Me sentí morir
Sin que el tiempo cediera...
Alguien llegó de noche
Y me robó tus sueños
Mientras yo sufría por dentro
Y por fuera.

...no me alcanzó la inspiración
Para escribirte un verso...
Una metáfora se me rompió en pedazos
Y se disipó la luz que salía de mi boca,
Y la oscuridad tembló en mi pecho...
Y mil nostalgias se ovillaron en mi vida.
Una a una caían, gotas de lluvia, afuera.

2 comentarios:

  1. "...Y se descascararon mis verbos, y agónicas durmieron mis palabras, resquebrajandose la piel, yacen en aridez, los besos que tallaron tu ausencia..."
    Dalit, POETA Y AMIGO, amigo que estremeces mi corazon y haces que sienta alegria, cuando sé de tu presencia.
    Feliz, de haber recibido tu comentario, porque aunque no lo creas, el sabado pasado, me entregué a tus letras "Perfiles de un Canto", y una bella sensacion se dibujo en mis sentidos, y coincidí en pensamiento, con tu comentario, sabes?,sentí tus versos como descifrados de mi alma, como si un mismo lirismo fuese hilo astral, entre tu voz y la mía.
    Mi admiracion y cariño, querido POETA!!

    ResponderEliminar
  2. Raquel, tus palabras son el regocijo más grande que he recibido en estos días de tanto tragín... cuando uno se siente que se necesita quitarle tiempo al tiempo para regalarse momentos a la vida... y lo mismo que a tí te ha sucedido leyéndome me ha ocurrido a mí con tu poesía. Creo firmemente que sí existe ese hilo astral que nos ata de pensamamiento y corazón. Ojalá si todos los poetas del mundo tuvieramos ese hilo conductor de sensibilidades para hacer posible un gran proyecto universal por el Amor y la Paz... y ese gran destirro a la nefasta guerra.

    ResponderEliminar