CANTAR POR LA VIDA... NO IMPORTA SI ES POR TRISTEZAS Ó ALEGRÍAS



"Estos Cantos se harán en versos o en prosas; lo que importa de ellos es la forma de mover los sentimientos. Si éstos son de alegría: ¡Que Viva la Vida!... Y si son de tristezas ¿qué le vamos hacer? pero... ¡Que siga Viviendo la Vida!"

lunes, 11 de febrero de 2013

¡A USTEDES… MANOS!



Que son  la más perfecta prolongación de mi cuerpo,
por ustedes siento, desde lo más distante de mi ser...
la lluvia y el viento que llega besando mi rostro.

Han hecho de mí la huella inmensa de los cielos
forjando con sus dedos las cosas más hermosas
que Dios ha dejado, en mí, hacer con sutileza...

Cada parte de su ser me dimensiona y estremece,
me permiten acariciar las texturas de las superficies...
¡y así llego al roce de la piel, de ese ser,  que es la mujer!

No saben cuánto alimentas mis sentidos, despertándome
la furia que enciende todo mi cuerpo, mis carnes, mis latidos,
sin que mis ojos sean testigo de la pasión que me envuelve.

Con ustedes, he construido las formas más preciosas
que siglo tras siglos han ido emergiendo de mi mente
¡dejando un estela de belleza, que he nominado arte!

Y aún, con el pasar de los años y desgastado mi aliento,
Ustedes cumplen esa misión indeclinable de irme señalando, marcando,
aquel sendero que me conduce a la gloria de sentir el fuego...

de palpar su talle, de rozar su cuerpo y ajustarlo al mío
al deseo profundo de seguir viviendo bajo el mismo techo
sin que exista el ruido y la luz perturbe mi oscuro momento!

Dalit R. Escorcia Marchena.
Febrero 3 del 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario